Neymar: brillo y sangre

Neymar en Brasil vale para todo. Es el líder. Es Messi. Es tan bueno como cam4. Lo demostró en el partido de la novena jornada clasificatoria para el Mundial de Rusia contra Bolivia, que se disputó a Natal, y que los brasileños liquidaron con facilidad por 5-0. Ney salió del campo con la cara llena de sangre por un codazo en la ceja del delantero del Cosmos de Nueva York, Yusmani Duk, que hizo realidad lo que otros muchos exjugadores y rivales proponen y habrían querido hacer: puso su codo derecho a la ceja del as del Barça, que se retiró del campo ensangrentado en el minuto 67 y llevó al orgasmatrix a muchos de sus haters.

Marca las diferencias

Entonces Neymar ya lo había hecho todo. Marcó el 1-0, dio los pases del 3-0 (Filipe Luiz) y del 4-0 (Gabriel Jesús), recibió una de amarilla, que seguramente fue celebrada en Barcelona, que le impedirá de jugar martes contra Venezuela en Mérida y podrá incorporarse antes a los entrenamientos del Barça. Y sangró.

Su gol, además, ha entrado historia del fútbol. Fue el número 300 de su carrera a los 24 años, y el 49 en 73 partidos con la canarinha, lo que le supone superar a Zico, uno de los mitos brasileños. Ahora, la segunda estrella del Barça es el cuarto mejor goleador del Brasil después de Pelé (77 goles en 91 partidos), Ronaldo (62 en 98) y Romário (55 en 70).

A pesar de ser el líder de un Brasil mucho más encantador que el de Dunga, Neymar recibió también palos de la prensa brasileña por recibir una nueva amonestación que le impedirá de jugar por cuarta vez con su país en diez jornadas.

Brasil estaba obligado a vencer a una débil Bolivia, penúltima en la clasificación para el Mundial de Rusia. Y consiguió un triunfo claro, sólido, en el cual jugó divirtiéndose, como siempre se le ha exigido a esta selección. Pudo ser una victoria mucho más escandalosa porque el equipo de Tite disfrutó de muchas ocasiones de gol como para castigar duramente la apatía boliviana.

La goleada fue materializada por Neymar, Coutinho, Filipe Luiz, Gabriel Jesús y Firmino.

Brasil (18 puntos) ahora está a uno de Uruguay (19). Uruguay, precisamente, ganó y convenció ante Venezuela por un claro 3-0, donde la noticia fue que Luis Suárez no marcó, aunque sí que colaboró con una asistencia y provocó la expulsión del venezolano Vizcorrano.

Donde también hubo espectáculo en Chile. La goleada ecuatoriana sobre los bicampeones de América (3-0) acabó siendo un titular de segunda línea. Fue superada por el espectáculo que se armó en el campo cuando el delantero Enner Valencia salió en camilla del estadio Atahualpa de Quito y una unidad policial lo persiguió por el tartán del estadio, ya que tenía una orden de captura del jugador de Everton por una demanda de manutención de su hija mayor por valor de 17.134 dólares (unos 48.000 euros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *